EL EJEMPLO DE ROSITA Y LA SOLEDAD Y DESAMPARO DE UN NIÑO

Avenida Cerrillos con Departamental 14:00 horas. Camino hacia la casa de una amiga, y al bajar del bus mis ojos se sorprenden al ver a un niño solo pobre y humilde acompañado sólo por un peluche que lo sostiene en sus frágiles brazos. Pregunto al niño por papá y mamá y al instante se pone a llorar: me indica que a dos cuadras al poniente ellos cuidan autos, y el permanece sólo hasta que ellos llegan tarde.

Lo vulnerable de esta realidad que se repite por miles en Chile y el Mundo me conmueve “Niños casi en el total abandono, sin el cuidado de nadie”.

Compartimos un momento y pregunto por su nombre y me dice que se llama “Nano”, sus apellidos los desconoce; pregúntele a la señora del kiosko me indica el pequeño.

La Señora Rosita es para el su segunda madre, el kiosko esta a media cuadra de donde vive “Nanito”. Esta familia durante el día guarda sus camas y lo que le da abrigo. Este niño esta sólo casi todo el día me indica la señora Rosita. “Yo le doy el almuerzo y le compro ropa porque este hecho es muy triste para él que no tiene más de 4 años y permanezca sólo en este lugar porque aquí es muy peligroso, me indica”.

Me despido de la Señora Rosita pienso y reflexiono. “Los medios de comunicación utilizan la esperanza de los pobres con una publicidad y programación que suscita muchas ilusiones y que lleva a una mayor frustración. Muestran un mundo de maravillas para un pueblo que no podrá llegar a tener lo que allí se ve”.

Sigo mi camino pensando en “Nanito” ojalá que alguien pueda salvar a este niño, que crezca y le de valores y no se pierda en la superficie del mar sin rumbo que tomar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *